Perdido en el facebook...

domingo, 10 de febrero de 2008

La barranca de Huentitán y el puente de Arcediano

El puente de Arcediano

Lugar de donde estuvo el puente de arcediano
Lo que en un momento quedó del Puente de Arcediano
Sábado 09 de febrero, 9:30 hrs y ya habíamos llegado al Río Santiago a la altura de lo que antes fuera el paso del Puente de Arcediano. La idea era cruzar y llegar a un lugar muy interesante del otro lado, pero no encontramos por donde cruzar el caudal de agua sucia por lo que solo preguntamos a las personas que todavía habitan en el lugar algunos datos.

El siguiente extracto es un reportaje de una página del ayuntamiento de Guadalara:

La importancia del puente de Arcediano hace un siglo

La importancia del "puente de Arcediano" para el estado de Jalisco hace cien años derivó de dos factores: el económico, y el científico o tecnológico. Hace un siglo los sistemas de comunicación en el país eran muy deficientes, había poblados que vivían en un aislamiento casi absoluto.
Guadalajara estaba comunicada a las poblaciones de Ixtlahuacán del Río, Cuquío, Yahualica, Teocaltiche, y Zacatecas por un camino directo, pero en el cual se interponía la profunda barranca de Ibarra, en cuyo fondo corre el río Santiago, muy caudaloso en los temporales de lluvias de aquellos años. Aunque el camino fuera de herradura tenía éste suma importancia para Guadalajara, pues el combustible para la ciudad, es decir la leña, venía casi exclusivamente de los montes situados al norte de la barranca, además de otros artículos de necesario consumo como cereales, animales de abasto, etc.



Mapa hidrográfico del Puente de Arcediano
Mapa hidrográfico de Arcediano

Puente de Arcediano (foto de Angel Coronado - Paronamio)
Puente de Arcediano (foto de Angel Coronado - Paronamio)

Remplazo del puente de Arcediano (foto de Kkestrel - Paronamio)
Remplazo del puente de Arcediano (foto de Kkestrel - Paronamio)

Río Santiago
Vista del Río Santiago desde lo que fue el Puente de Arcediano
En el año de 1844 se había construido un puente de piedra en el llamado "Paso de Arcediano", pero en la primera avenida del río durante el temporal lluvioso se vino abajo. Por esto, en el año de 1843 el paso del río era por el llamado "Paso de Ibarra" situado como a dos kilómetros al occidente del "Puente de Arcediano", y para hacerlo se utilizaban balsas o canoas en forma de pangas, el remolque de las cuales se verificaba por los conductores de éstas que aplicaban su fuerza muscular a un calabrote de pita tendido de una a otra margen del río, y este sistema de comunicación tan primitivo como peligroso, quedaba interrumpido durante varios días y en repetidas ocasiones durante el temporal de aguas, con las consabidas pérdidas y trastornos.El establecimiento de un puente se complicaba pues los elementos pecuniarios que proporcionaría la empresa, - los señores Marcelo Alatorre y Francisco Arroyo A. - eran reducidos, y de los cuales se pretendía grandes utilidades, es decir, si la obra se realizaba había de costar poco y producir bastante. El señor ingeniero Salvador Collado propuso construir un puente colgante, sistema nunca usado hasta entonces en nuestro país (tenía diez años de existencia el puente Brooklyn en Nueva York, ya que este fue inaugurado el 24 de mayo de 1883). La obra se realizó. Se hizo por primera vez en el país un puente colgante. Me llama la atención que en un letrero colocado actualmente en una de las pilastras, aparezcan solamente los nombres de los empresarios, pero no el del constructor, el Ing. Salvador Collado.



Confluencia del Río Verde y Río Santiago
Unión del Río Santiago y el Río Verde
El costo total del puente incluyendo reparaciones parciales del camino fue de poco más de catorce mil pesos. Se tuvo que edificar donde existían los estribos y muros en alas del puente construido en 1844, porque esto significaba un ahorro considerable de cinco mil pesos. Se calculó un rendimiento anual de seis mil pesos, libres de gastos de explotación y de mantenimiento de la obra. Proporcionó además las grandes ventajas de seguridad, rapidez y comodidad a los viajeros.A excepción de los cables comprados en Trenton, E.U. a la fábrica de Mr. Roebling -ingeniero constructor del puente de Brooklyn-; en este puente se utilizaron materiales indígenas, esto es, del lugar. Para los metálicos se empleó hierro de la ferrería de Tula (en la sierra de Tapalpa) y las piezas, tanto de hierro forjado como de fundición, fueron hechos en los talleres de los señores Collignon, según los modelos del Ing. Collado. La arena se tomó de un depósito antiguo situado en la margen norte del río y un poco hacia el este del lugar ocupado por el puente. Pórfido para las pilastras y la mampostería en contacto con el cable en los anclajes fue extraído a barreno y pólvora de un banco descubierto como a dos kilómetros río arriba. Las maderas que suministró la empresa fueron de los montes inmediatos a la barranca. El puente fue construido en 10 meses con la fortuna de no haber acaecido ninguna desgracia personal.El día 7 de junio de 1894 se efectuó la prueba del puente y la bendición de él. Dicha prueba consistió en hacer pasar por el puente a un número cada vez más creciente de mulas, asnos y arrieros, hasta llegar a 36 mulas, 104 asnos y 6 arrieros, que representaban un peso de dos mil trescientas arrobas, y al momento de la bendición se llenó el tablero con una multitud compacta de gente, habiendo más de 500 personas, representando una carga de dos mil seiscientos arrobas mínimo. La prueba fue efectuada por los Srs. Ing. Salvador Mota Velasco y Ricardo Garate visándose la curva que forma el cable con un telescopio bien reticulado de un buen goniómetro. El Sr. Ing. Juan I. Matute rinde informe a la Secretaría de Comunicaciones el 22 de septiembre de 1894, el cual informa termina diciendo:"Al concluir el presente informe creo que debo felicitar cordialmente al concesionario C. Francisco Arroyo Alcaraz y al socio capitalista C. Marcelo Alatorre, y muy particularmente al Sr. Ing. don Salvador Collado, pues teniendo que luchar con todos los inconvenientes de una obra nueva y desconocida han logrado ver concluido el puente colgante de "Arcediano" en el fondo de una profunda barranca, cuatrocientos metros más abajo del nivel de la ciudad. Con lo expuesto creo que el mencionado puente está listo para servir…." El Ing. Collado garantizó el puente por cincuenta años. El pasado año 1994, ajustó cien años de construido y el Ing. Collado casi noventa años en la tumba y en el olvido.

Vías en la barranca de Huentitán y lugar del Puente de Arcediano
 Vías en la barranca de Huentitán y lugar del Puente de Arcediano



Ardilla en la Barranca de Huentitán
Ardilla en la Barranca

Aunque no cumplí, por esta vez, el objetivo de llegar a un lugar que se encontraba al otro lado, todavía quedaban dos: fotografiar fauna y subir por las vias de la CFE.

Tuve la suerte de que una ardilla y una pequeña ave posaran brevemente para tomarles algunas fotos. La ardilla que presento en la foto siguió bajando, cruzó la brecha por donde íbamos y subió a otro árbol solo pasando a uno o dos metros adelante de nosotros.
En los alrededores había algunos huertos y vegetación caducifolia.
Poniendome en el lugar de los que habitan en la barranca de huentitán, en especial de los que tienen su terreno cercano a la unión del Río Verde y Santiago, me costaría bastante trabajo vender mi terreno, aún sabiendo el beneficio a la zona metropolitana. Siento un poco de envidia lo que pueden disfrutar aquí abajo a excepción de la contaminación del Río Santiago por supuesto.

Ave en la barranca de Huentitán
Ave en la barranca
Esta pequeña ave puso a prueba mi paciencia y perseverancia. No volaba aunque yo estaba a metro y medio, solo brincoteaba de una rama a otra y cuando parecía que se iba a quedar quieta por unos segundos, disparába mi cámara y me daba cuenta que se había movido la inquieta ave en el momento del disparo...

...pude tomarle por lo menos esta fotografía donde espero y agradezco a los que les gusta la observación de estos animales me digan de que especie es.



Vías en la barranca de Huentitán
Vías CFE en la barranca de Huentitán
El siguiente objetivo quedaba a menos de un kilómetro adelante. Hace un par de años había subido sin tanto problema como ahora. En aquel entonces, unos días antes había preparado unas lombrices de la especie eisenia foétida para ser ingeridas en un empaderado de jamón y verduras que me comí esa mañana. No sé si fué psicológico o si es verdad que los aminoácidos, vitaminas y minerales me ayudaron a subir las vías sin descanso.
Esta vez, no me di tiempo de hacer esa rica preparación y tampoco sé si fué por la edad, por no comer lombrices, por que traía pantalón y mochila o por simple falta de condición, pero descansé en mas de 7 ocasiones, duré casi el doble de tiempo y tuve que pagar con unas lechugillas a mis acompañantes por haber llegado al último a la estación de la CFE.
Y como tengo mi orgullo, tendré que volver para subir en menor tiempo y con menos descansos sin olvidar visitar lo que está al otro lado del rio aunque tenga que empuercarme con los desperdicios de la ciudad.

Navegando en la Barranca
Octubre 2007

Siguiendo el camino que lleva a los Camachos, enfrente de San Isidro, di vuelta a la derecha para comenzar a bajar la barranca que lleva en su vértice al Río Santiago. A menos de 2 km se encuentra una brecha del lado izquierdo donde se menciona que es propiedad de indígenas de mezquitán.

Barranca, cerca CFE
Barranca, cerca CFE

Me sorprendió y me dió gusto ver varios letreros invitando a los visitantes a observar la flora y fauna de esa zona, lástima que no es posible pararse debido al camino sinuosos de dos carriles, al menos que se llegue a uno de los miradores donde se puede observar el Río, un tubo enorme y el magnífico paisaje de la zona.



Cuando regresé no me pude aguantar e investigué el lugar antes ignorado y bueno... estaba viendo la hidroeléctrica Agua Prieta, la cuál usa aguas residuales de la ciudad de Guadalajara para la generación de energía. En el futuro y, si sigue el plan de la presa de Arcediano, se le unirán las aguas que salen en el oriente de la ciudad por lo que se generará mayor kw/h en horas pico.


Río Santiago, al fondo de la barranca
Río Santiago, al fondo de la barranca

13 comentarios :

  1. que lastima ver que no consideren poner aunque sea un puente de cable de acero. Por el otro lado puede ser muy conveniente una ida ya con algunas lluvias ya que hay un arroyo y una cascada que también de puede visitar además de la Hacienda de San Marcelo, una buena excursión

    ResponderEliminar
  2. Existe alguna manera de cruzar el río para subir a San Marcelo?

    ResponderEliminar
  3. que tal Epi, tengo rato sin ir a la barranca. Desde que quitaron no conozco un lugar para cruzar el rio sin mojarse, jeje. Descoozco si acercándose al Rio Verde se pueda cruzar... por lo menos ahí el agua es mas limpia... tal vez una nadadita :)

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante la información, la verdad me interese en esta información ya que había ido a Huentitán hace siete años y no he vuelto, además de que sé que habían muchos proyectos para la presa que en verdad parecen ser conveniencias a corto plazo y no a la larga.Además siempre me impresiona la presa. Buena información aunque el post es algo viejo. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Ya he añadido unas un par de fotos mas de Paronamio y algunas imágenes sobre hidrografía y relieve del lugar...

    ResponderEliminar
  6. Mi nombre es Luis Saracho Alatorre y soy descendiente directo del señor Marcelo Alatorre mi tatarabuelo, es una vergüenza que el segundo puente colgante en América hoy guardado sabrá dios en casa de quien arbitrariamente destruido con la clásica promesa de los inútiles gobernantes de re ubicarlo en otro lado y para variar promesa no cumplida pero no importa aqui estamos sus pendejos que todo les creemos viva México .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Luis. ¿Te gustaría contarnos algo sobre tu Tatarabuelo?¿Alguna historia o anécdota de este puente que se haya pasado por pláticas y que no sepamos? Saludos.

      Eliminar
  7. Eran personas muy visionarias oriundos de Ixtlauacan y de Cuquio que contribuyeron al desarrollo histórico del comercio en la entidad, como anécdota se dice que el abuelo Marcelo
    decía que había sido una mala inversión y que las autoridades temían que fuera destruido por algún bando en la guerra cristera 30 años después de su inaguracion.

    ResponderEliminar
  8. Y mira fue destruido por el gobierno mas corrupto que a tenido Jalisco.
    Sobrevivió guerras pero no ratas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace rato que no me doy una vuelta a la barranca... Sabes si volvieron a construir el mismo puente en otro lado? Saludos.

      Eliminar

Gracias por tus comentarios... (Thanks for your comments...)